Pallasca: Fiscalía pide nueve meses de prisión preventiva para Roger Corales por recibir coima.

También levantamiento del secreto de las comunicaciones.

La Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios, solicitará en las próximas horas, nueve meses de prisión preventiva para Roger Corales Ponce, jefe del Instituto Vial Provincial de Pallasca (IVP-P), quien fue intervenido luego de  haber recibido una coima en Chimbote de parte del empresario de construcción Melwin Hernán Vivar Álvarez.

Como es de conocimiento público, el último sábado, el jefe del IVP-P, Roger Corales Ponce fue intervenido en un hotel situado frente al mercado modelo de Chimbote, luego que el empresario de construcción, lo denunciara ante el Ministerio Público por exigirle una coima a cambio de darle su visto bueno de conformidad a un servicio prestado.

La Fiscalía planificó un ardid y logró intervenirlo, cuando había recibido un sobre manila con 30 mil soles en billetes, que previamente habían sido fotocopiados, con lo cual se abrió una investigación por la presunta comisión de los delitos de cohecho pasivo y extorsión.

Roger Corales Ponce es un funcionario de confianza y estrechamente ligado Manuel Hidalgo Sifuentes, el alcalde provincial quien lo designó.

También, está probada íntima relación de amistad entre Roger Corales Ponce y Melwin Hernán Vivar, que deja abierta la posibilidad que presuntos favorecimientos del funcionario público en favor de su amigo en diversos servicios de mantenimiento, inclusive hay quienes sostienen que hasta podrían haber sido socios y que el problema habría sido la repartición de las ganancias.

Se supo también que, Nohelí Corales Zaneli, hija de Roger Corales laboró junto a su padre en la oficina del IVP-P, que funciona al interior de la Municipalidad Provincial de Pallasca.

Es por tal razón, que  la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios, ha dispuesto una exhaustiva investigación de estos hechos y sus posibles consecuencias, descartando de plano la propuesta inicial de flagrancia.

Una serie de diligencias que se realizarán en los próximos ocho meses de investigación preparatoria por la presunta comisión de los delitos de cohecho y extorsión. Las pesquisas empezarán, con el levantamiento del secreto bancario y de las telecomunicaciones, para saber desde que fecha, se comunicaban el funcionario que entregaba las obras y su amigo constructor.

Mientras, tanto Corales Ponce, luego de pasar por los exámenes del médico legista que verificó sus estado de salud, permanece detenido, a espera de la audiencia, que definirá su situación legal, por ahora.

Comentarios

Comentarios

error: Content is protected !!